Noticias

Entornos seguros y medidas de prevención del SARS-COV-2 en centros educativos

El estallido del coronavirus, sobre todo durante la primera ola, tuvo importantes efectos sobre la educación, la infancia y el conjunto de la sociedad. Además de la eliminación de la presencialidad en los centros educativos, las consecuencias del primer confinamiento sobre los menores de edad fueron especialmente duras, por la eliminación de la interacción social y la imposibilidad de salir del domicilio.

Como reconoce el Ministerio de Educación, la educación es un factor clave para alcanzar mejor salud en la vida adulta y, a su vez, que los niños y niñas que crecen en entornos que cuidan su salud alcanzan mejores resultados educativos. Esta potente interacción implica que los primeros años de vida son clave para el desarrollo y la adquisición de habilidades, pero también para la salud, el bienestar y la equidad.

La evidencia y la experiencia adquirida durante estos meses de pandemia indican que el cierre de centros educativos como medida aislada es poco probable que sea efectiva para controlar la transmisión de la enfermedad.

Por esto, la estrategia adoptada tras el verano fue la de reabrir los centros educativos creando entornos escolares saludables y seguros a través de las siguientes medidas de prevención, higiene y promoción de la salud:

  1. Reducción de la interacción social

En general, se debe mantener una distancia interpersonal de al menos 1,5m, y se han establecido grupos estables de convivencia en Educación Infantil y los primeros cursos de primaria.

Además, para minimizar aún más la interacción social, se organizan las entradas y salidas de los centros de forma escalonada, y también se reducen al mínimo los desplazamientos por dentro del centro por parte de los alumnos.

  1. Medidas de prevención personal

Las principales medidas de prevención personal que deben tomarse frente a COVID-19 son las siguientes:

  • Higiene de manos de forma frecuente y meticulosa, al menos a la entrada y salida del centro educativo, antes y después del patio, de comer y siempre después de ir al aseo, y en todo caso un mínimo de cinco veces al día. Se recomienda que se realice durante al menos 40 segundos con agua y jabón, y si no es posible se puede utilizar durante 20 segundos un gel hidroalcohólico desinfectante reconocido por la AEMPS, como VITA ASEPGEL de Proquimia.

 

  • Evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión.

 

  • Al toser o estornudar, cubrir la boca y la nariz con el codo flexionado. Usar pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tirarlos tras su uso a una papelera con bolsa y a poder ser con tapa y pedal.

 

  • El uso de la mascarilla es obligatorio a partir de 6 años de edad. Su uso es obligatorio además en el transporte escolar colectivo a partir de 6 años, y recomendable de 3 a 5 años.
  1. Limpieza, desinfección y ventilación del centro
  • Cada centro tiene que disponer de un protocolo de limpieza y desinfección que responda a sus características. En este sentido, se tiene que reforzar la limpieza y la desinfección en aquellos espacios que lo precisen en función de la intensidad de uso, como los aseos, donde tiene que ser de al menos tres veces al día. Se tiene que tener especial cuidado con las zonas de uso común y las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, etc.

 

  • Se tienen que utilizar desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. En el uso de estos productos siempre se respetarán las indicaciones del etiquetado.

 

  • Se deben ventilar con frecuencia las instalaciones del centro, al menos durante 10-15 minutos al inicio y al final de la jornada, durante el recreo, y siempre que sea posible entre clases, manteniendo abiertas las ventanas todo el tiempo que sea posible.

 

Proquimia, con 50 años de experiencia en el sector de la higiene industrial, cuenta en su catálogo con un gran número de referencias de desinfectantes que cumplen la legislación vigente y están debidamente registrados, y que además han sido incluidos en el listado de virucidas del Ministerio de Sanidad como efectivos frente al coronavirus en base a la norma UNE-EN 14476.

Por ejemplo, CONPACK DESINFECTANTE PLUS es un desinfectante a base de amonios cuaternarios apto para la desinfección de todo tipo de superficies en los centros educativos, incluidas aquellas con contacto con los alimentos. CONPACK DESINFECTANTE PLUS forma parte de la gama ECOCONPACK de Proquimia, la gama de productos de elevada concentración para la limpieza y desinfección de cocinas, limpieza general y lavandería, con proporcionan grandes ventajas en seguridad, economía, facilidad de uso y respeto por el medio ambiente.

Otros ejemplos de desinfectantes de superficies de Proquimia presentes en el listado de virucidas del Ministerio de Sanidad son CONPACK BAC, ASEPVIX, CONPACK ASEPVIX, DEOBACT D, CONPACK DEOBACT D o ASEP TA 35.

Para completar la limpieza de puntos de elevado contacto, se recomienda también usar desinfectantes con base alcohólica, de máxima eficacia y de rápida evaporación, como ASEPCOL PLUS o ASEPCOL WHO de Proquimia.

 

Más información