Noticias

Las garrafas de 10L naturales de Proquimia, ahora más sostenibles: se fabricarán con PE reciclado

  • Las nuevas garrafas estarán fabricadas con más del 50% de plástico reciclado procedente de los circuitos de recogida de residuos (PCR-Post Consumer Recycled)

garrafas plástico reciclado

Cuidar el entorno natural es una prioridad para Proquimia. Por ello, la empresa sigue avanzando en su plan estratégico de envases con el objetivo de reemplazarlos por otras opciones más respetuosas con el medio ambiente. La última acción que ha llevado a cabo la compañía es la sustitución de las garrafas de 10 litros naturales actuales por otras de la misma capacidad, pero fabricadas con más del 50% de plástico PE reciclado y que son, a su vez, 100% reciclables.

Con esta acción se calcula que se podrán ahorrar cerca de 30 toneladas de plástico virgen al año.

Apuesta por la economía circular

La materia primera para la elaboración de las nuevas garrafas es plástico reciclado de alta calidad, procedente de los circuitos de recogida selectiva (PCR-Post Consumer Recycled), fomentando así la economía circular.

La granza de plástico reciclada es más oscura que la granza de plástico virgen, motivo por el cual las nuevas garrafas serán levemente más oscuras que las actuales. Esta modificación afecta solo al envasado de los productos y no supone ninguna alteración de su modo de uso, sus características o propiedades.

Cerrando el círculo: estrategia de envases en Proquimia

Las garrafas de 10 litros naturales son el tercer tipo de envase de la compañía que cambia su material de fabricación: en 2019, todos los envases de PET de 750 ml comercializados por Proquimia se sustituyeron por botellas PET-PCR 100% recicladas y reciclables. Más recientemente, se sustituyeron las garrafas de 25 L opacas en color negro por otras fabricadas con más del 95% de material reciclado.

Además, Proquimia se adhirió en febrero de 2019 al New Plastics Economy Global Commitment (NPEGC). Este proyecto, liderado por la Ellen MacArthur Foundation, une a más de mil organizaciones detrás de una visión común: una economía circular para el plástico. La iniciativa tiene como objetivo repensar y rediseñar el futuro de los plásticos, empezando por los envases. Esta visión concuerda completamente con los objetivos marcados por PROQUIMIA a nivel de packaging.