Publicado el

Eficacia virucida frente a Coronavirus

Los coronavirus son una amplia familia de virus encapsulado que normalmente afectan sólo a los animales, pero algunos tienen la capacidad de transmitirse de los animales a las personas. Producen cuadros clínicos que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como ocurre con el coronavirus que causó el síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) y el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV).

El nuevo coronavirus se llama SARS-CoV-2 y la enfermedad que causa se llama COVID-19. Se trata de una nueva cepa que no ha sido identificada previamente. Sin embargo, debido a la susceptibilidad general de los Coronavirus a la desinfección química, existen mecanismos para ayudar a prevenir la transmisión y la infección.

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias incluyen realizar una higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno. La OMS recomienda establecer protocolos adecuados de limpieza y desinfección para ayudar a controlar la propagación de agentes patógenos, como el SARS-CoV-2.

Por consiguiente, todas aquellos productos desinfectantes que, según lo establecido por la norma EN14476, han demostrado “actividad virucida contra virus encapsulados” (por ejemplo: vaccina Ankara o influenza A –h1N1-), son adecuados para los protocolos de desinfección para el control de la propagación del coronavirus.

La resistencia a productos desinfectantes es mayor en los virus no encapsulados, pues los agentes químicos alteran la envoltura lipídica de los virus encapsulados, volviéndose más sensibles a su acción. Los virus no encapsulados presentan mayor capacidad de adaptación a los desinfectantes, al no disponer de la envoltura lipídica, ser fisiológica y morfológicamente más sencillos, y por tanto más adaptables. Por consiguiente, aquellos productos desinfectantes que hayan demostrado actividad virucida, según EN14476, frente a virus no encapsulados (por ejemplo: Poliovirus, Adenovirus o MNV –murine Norovirus-) son también adecuados para los protocolos de desinfección para el control de la propagación del coronavirus.

Ensayos disponibles de eficacia virucida (según EN 14476):

Consulta más información sobre cómo prevenir el contagio de infecciones como el Coronavirus

Para ampliar información, consultar Fichas Técnicas de cada producto.