Noticias

¿Cómo prevenir la SARS-Cov-2 en los supermercados?

Con el estallido de la pandemia del coronavirus, se ha normalizado el uso de mascarillas, la higiene de manos con mayor frecuencia y el aumento de la distancia social. En este sentido, también han ganado protagonismo en nuestras vidas las soluciones o geles hidroalcohólicos que permiten desinfectarnos las manos de forma rápida y sencilla en cualquier situación. Vita Asepsol (solución) y Vita Asepgel (gel) de Proquimia son desinfectantes hidroalcohólicos autorizados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) para la higiene de manos.

Estas nuevas normas de obligado cumplimiento, también son aplicables, como no podría ser de otra forma, en grandes superficies como hipermercados, supermercados y centros de distribución de alimentos, tanto por parte de los trabajadores, como por parte de los clientes.

No obstante, para poder crear un entorno seguro en este tipo de establecimientos considerados esenciales, es importante que dichos establecimientos dispongan de un protocolo de limpieza y desinfección que atienda a las necesidades de las distintas zonas y superficies, en función del riesgo y la afluencia de personas. Además, el protocolo debe incluir también medidas de actuación en caso de brote.

En dichos protocolos, se debe incluir el uso de productos desinfectantes que avalen su eficacia frente a distintos microorganismos y que estén inscritos en el Registro de plaguicidas no agrícolas o biocidas del Ministerio de Sanidad, donde a su vez, se indica la finalidad o usos autorizados para cada desinfectante. En el caso de los desinfectantes con acción viricida eficaces frente a virus encapsulados como el SARS-CoV-2, estos desinfectantes deben cumplir la norma UNE-EN 14476. Se puede consultar la última actualización del listado oficial aquí.

 

A continuación mostramos en líneas generales como se debería enfocar el proceso de limpieza y desinfección en las distintas áreas de un hipermercado/supermercado.

Secciones (carnicería, pescadería, etc…)

Como recomendación general se debe aumentar la  frecuencia de las limpiezas según la evaluación de riesgos en las secciones y obradores, especialmente en superficies de múltiples contactos o uso compartido con otros trabajadores (utensilios, maquinaria,…).

En estas zonas del supermercado es ideal la utilización de un detergente desinfectante que pueda realizar la limpieza y desinfección en una sola fase para agilizar el proceso. Los productos de Proquimia CONPACK DESINFECTANTE PLUS, ASEPVIX, CONPACK ASEPVIX, DEOBACT D o CONPACK DEOBACT D cumplen esta doble función.

En superficies limpias o que únicamente necesitan desinfectarse periódicamente porque son de elevado contacto por parte trabajadores o clientes (mostradores, básculas, pantallas en general…), se pueden establecer desinfecciones intermedias, aplicando para ello productos de acción rápida y sin necesidad de aclarado como ASEPCOL, ASEPCOL PLUS o ASEPCOL WHO. Cabe recordar que según la normativa vigente sobre desinfectantes, se debe realizar obligatoriamente un aclarado con agua si la superficie está en contacto con alimentos.

Recepción de mercancías

En la zona de almacén y recepción de mercancías se deben exigir las medidas de higiene y seguridad generales a cualquier persona que necesite entrar al recinto.

Además de aumentar la frecuencia de desinfecciones en las zonas de trabajo (mesas, estanterías, suelos, etc…), es recomendable desinfectar todos los embalajes y cajas de mercancías antes de su apertura, así como la maquinaria utilizada para la recepción y transporte: traspaletas, toros mecánicos, carros y carretillas. Se emplearán detergentes desinfectantes.

En esta zona se pueden utilizar equipos portátiles y pulverizadores/fumigadores a gran escala, para facilitar y agilizar el trabajo. Proquimia dispone en su catálogo de equipos como el MINIFOGGER, ideales para esta función.

Zonas comunes de clientes

Al igual que en el resto de zonas, en la zona de clientes se debe aumentar la frecuencia de desinfección según la evaluación de riesgos en aquellas superficies de mucho contacto de clientes (estanterías, básculas, cajas de autoservicio, máquinas de zumos, cintas transportadoras, cajas registradoras, taquillas, pomos de puertas, aseos en general, etc.).

Se empleará igualmente un detergente desinfectante que pueda realizar la limpieza y desinfección en una sola fase.

Donde se requiera una desinfección frecuente y rápida que no pare la actividad, se puede optar por aplicar un desinfectante con base alcohol y sin aclarado. Los puntos más sensibles podrían ser las pantallas de las cajas registradoras, las sillas y las mamparas, que deberán desinfectarse durante el cambio de turno o cuando se produzca un cambio de empleado en las cajas, y especialmente las asas de las cestas de la compra y las barras de los carros, que deberán desinfectarse con mayor frecuencia.

Más información

Cómo desinfectar, paso a paso

El proceso de desinfección es ligeramente diferente en función del tipo de desinfectante que se utilice, aunque tienen en común que es muy importante dejar actuar el producto el tiempo necesario para conseguir una correcta desinfección. Otra de las similitudes es que en superficies en contacto con alimentos es obligatorio aclarar con una bayeta o papel ligeramente húmedo tras el uso de cualquier detergente desinfectante o desinfectante con base alcohólica.

Detergentes desinfectantes: CONPACK DESINFECTANTE PLUS, ASEPVIX, CONPACK ASEPVIX, DEOBACT D, CONPACK DEOBACT D.

  • Apartar objetos y utensilios que puedan dificultar la limpieza de las superficies.
  • Preparar la disolución de producto a la dosis recomendada.
  • Aplicar el producto sobre la superficie a limpiar.
  • Frotar la superficie con bayeta o estropajo.
  • Dejar actuar 5-15 minutos para que el desinfectante actúe.
  • Aclarar con agua.
  • Secar la superficie con bayeta o papel de un solo uso.

Desinfectantes base alcohol: ASEPCOL, ASEPCOL PLUS, ASEPCOL WHO

  • Pulverizar directamente sobre superficies limpias.
  • Si es necesario, extender con una bayeta o papel de un solo uso.
  • Dejar actuar hasta su evaporación.

 

 

 

Más información