Noticias

Protocolo de actuación frente al coronavirus en industrias agroalimentarias

coronavirus en industrias agroalimentarias alimentos

El coronavirus SARS-CoV-2 es un virus nuevo, desconocido anteriormente en la patología humana. El principal mecanismo de transmisión detectado es a través del contacto directo con secreciones respiratorias de personas portadoras del virus. El periodo de incubación puede variar entre 2 y 14 días. Por ello, las mejores medidas de prevención para evitar contagios son el aislamiento de las personas portadoras del virus y la implementación de estrictos protocolos de higiene personal y de superficies (limpieza y desinfección).

La situación de confinamiento estatal limita la movilidad de personas y solo permite el funcionamiento de determinadas industrias y servicios esenciales, y entre ellas destaca la industria agroalimentaria, una de las pocas que debe seguir a pleno rendimiento para garantizar el abastecimiento de la población.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) está realizando una vigilancia exhaustiva de la evolución del brote. Actualmente, según ha confirmado este organismo, no hay evidencia de que los alimentos sean una fuente o vía probable de transmisión del virus. Por su parte, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) ha afirmado que, si bien los animales en China fueron la fuente probable de la infección inicial, el virus se está propagando de persona a persona, principalmente a través de gotas respiratorias.

Principales mecanismos de transmisión del coronavirus

Por lo tanto, ante todas estas evidencias, los dos principales mecanismos de transmisión de la enfermedad son:

  • Directa: persona a persona
  • Indirecta: persona -> superficie -> persona.

Por lo tanto, a nivel industrial, para mantener la actividad con la máxima seguridad para los empleados, se deben diseñar e implantar protocolos de actuación frente a estas dos vías de contaminación.

Medidas de higiene personal

medidas higiene coronavirus en industrias agroalimentarias

Son básicas para evitar la contaminación directa o indirecta:

  • Uso de EPIs: Mascarillas, guantes desechables, gafas de seguridad,..
  • Al toser o estornudar, cubrirse bien la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo desechables para retener las secreciones respiratorias y eliminarse inmediatamente de forma adecuada.
  • Lavado de manos para evitar transmisión del virus si somos portadores, por lo tanto, después de toser, estornudar y sonarse, después de ir al baño, O para evitar contagiarnos, después de manipular elementos o superficies de zonas comunes, con el objetivo de evitar la transmisión de los virus, si se ha contactado con una superficie contaminada. Lavarse las manos al menos durante 30 segundos asegurando el contacto con todas las superficies de esta y antebrazos. Utilizar productos de la gama Vita específicos para industria alimentaria como Vitabac, Vitabac Foam, Vitalim.
  • Desinfección de manos con productos de base alcohólica, como Vita Asepgel o Vita Bactisol. Se recomienda disponer de estas disoluciones hidroalcohólicas desinfectantes no solo en los baños sino distribuidos en diferentes puntos de los centros de trabajo: en atención al público, salas de reuniones, accesos externos, , para uso general tanto de trabajadores como de clientes o servicios externos.

Otras medias de seguridad:

  • Las uñas deben llevarse cortas y cuidadas, evitando el uso de anillos, pulseras, relojes de muñeca u otros adornos que puedan dificultar una correcta higiene de manos.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan su transmisión.
  • Evitar cualquier contacto físico con otras personas.
  • Mantenerse a la mayor distancia social posible (igual o superior 1,5 m) si la actividad lo permite.
  • Ser muy escrupuloso y estricto en las medidas de sanitización en los pasos obligados tanto de limpieza y desinfección de manos como de calzado utilizando los medios y productos adecuados según información detallada más adelante.
  • Estricto cumplimiento de las medidas de higiene en los procesos de manipulación de alimentos, así como la utilización de mascarillas.
  • Limpieza y desinfección de zonas donde la actividad diaria de las personas trabajando puedan contaminarlas como detallamos a continuación.

 

Procedimiento de limpieza y desinfección de instalaciones

Durante esta epidemia de coronavirus, se deben reforzar los controles y medidas de organización de la limpieza y desinfección del lugar y equipos de trabajo.

Además de la estricta limpieza y desinfección de zonas de producción de alimentos que se realiza habitualmente, se recomienda incrementar la frecuencia de limpieza y desinfección de los espacios comunes, como zonas de recepción, SAS, pasos obligados, vestuarios, salas de reuniones, etc., así como de los mostradores, pomos de las puertas, muebles, suelos, teléfonos, barandillas, etc., prestando especial atención en superficies de acero inoxidable y materiales plásticos donde su persistencia puede llegar a ser de más de 3 días.

El proceso preferentemente debe incluir una fase de limpieza y una fase de desinfección con los productos que se definen a continuación.

 

Desinfectantes de superficies recomendados frente a coronavirus (SARSCoV-2)

El tiempo de supervivencia y las condiciones que afectan la viabilidad del SARS-CoV-2 en el medioambiente son actualmente desconocidos. De acuerdo a estudios [1][2] previamente realizados que evaluaron la permanencia de otros Coronavirus, se estima que el SARS-CoV (Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus) sobrevive varios días en el medioambiente, y el MERS-CoV (Middle East Respiratory Syndrome-related Coronavirus) puede resistir más de 48 horas a temperatura ambiente (20ºC) en distintas superficies, pudiendo llegar en algunos casos a permanecer en superficies hasta 9 días [2].

Debido al potencial de supervivencia de los Coronavirus en el medioambiente durante días, las áreas y locales potencialmente contaminadas con SARS-CoV-2 deben ser limpiadas antes de su uso, utilizando productos que contengan agentes antimicrobianos de eficacia virucida contrastada.

La envoltura lipídica que presentan los Coronavirus provoca que sean muy sensibles a la desecación, al calor y a los detergentes alcohólicos o desinfectantes, que disuelven los lípidos de la envoltura, inactivando al virus. Por lo tanto, gracias a la susceptibilidad que presentan los Coronavirus, la desinfección química es un excelente y eficaz mecanismo para prevenir transmisiones e infecciones.

Guía sobre procesos de limpieza y desinfección en ambientes no hospitalarios

El ECDC (European Centre for Disease Prevention and Control) publicó el 18 de febrero de 2020 el documento “Interim guidance for environmental cleaning in non-healthcare facilities exposed to SARSCoV-2” [1] con el fin de proporcionar una guía sobre procesos de limpieza y desinfección en ambientes no hospitalarias (e.g. habitaciones, oficinas, transportes, escuelas, etc.).

Esta Guía está basada en el actual conocimiento sobre SARS-CoV-2 y en evidencias científicas originadas de varios estudios sobre otros Coronavirus. Aunque haya una falta de evidencias específicas en relación a la eficacia biocida frente a SARS-CoV-2, la Guía establece que el uso de detergentes y desinfectantes debe ser suficiente como medidas de prevención. A partir de una recopilación de estudios científicos, la Guía identifica los siguientes ingredientes activos biocidas como efectivos ante Coronavirus:

Guía sobre procesos de limpieza y desinfección en ambientes no hospitalarios

Tabla 1: Concentraciones efectivas frente a Coronavirus

Fuente: Interim guidance for environmental cleaning in non-healthcare facilities exposed to SARS-CoV-2[1]

 

Adicionalmente, durante los últimos días, se han publicado numerosas Guías [3][4][5] sectoriales con el fin de recomendar las principales medidas de contención para la transmisión del SARS-CoV-2. Todas ellas coinciden en recomendar la desinfección de superficies con productos basados en principios activos biocidas con eficacia virucida contrastada científicamente frente a virus de la familia Coronavirus.

La mayoría de estas Guías indican que, para garantizar la adecuada descontaminación de las superficies, es imprescindible realizar una apropiada limpieza de las superficies, seguida de una etapa de desinfección con el uso productos desinfectantes basados en los principios activos anteriores o hipoclorito sódico a una concentración de 0,1% de cloro.

Ante todas las evidencias anteriores, PROQUIMIA recomienda la siguiente gama de productos de desinfección de superficies, debidamente registrados como plaguicidas o lejías. Los productos con registro HA específicos para Higiene Alimentaria y los otros para Higiene ambiental. En la tercera columna se indica la dosis mínima de producto extrapolada de la Tabla 1 anteriormente detallada:

 

Principio Activo Producto Aplicación Dosis mínima (%) extrapolada de la Tabla 1 Registro
Amonio cuaternario

(cloruro de benzalconio)

 

ASEPVIX

 

Detergente Desinfectante superficies alimentarias 1,56%

 

17-20-05503-HA

 

Amonio cuaternario

(cloruro de benzalconio)

 

DEOSOL

 

Detergente Desinfectante superficies todo tipo 1,64%

 

16-20-02831-HA

16-20-02831

 

Amonio cuaternario

(Cloruro didecil dimetil amonio)

 

DEOBACT D

 

Detergente Desinfectante superficies alimentarias 1,12%

 

15-20-07859-HA

 

Amonio cuaternario (Cloruro didecil dimetil

amonio + glutaraldehido)

 

PRODESIN SF

 

Desinfectante amplio espectro 1,1%

 

13-20-02879-HA

 

Amonio cuaternario

(mezcla 3 cloruros de amonio cuaternario)

 

ASEP AQ 10

 

Desinfectante última generación 0,5%

16-20-07955

0,5%

16-20-07955

Amonio cuaternario

(Cloruro didecil dimetil amonio)

 

ASEP 870

 

Desinfectante.

Apto desinfección calzado en pediluvios

1,55%

 

15-20-02900-HA

 

Alcohol (isopropanol: + amonio cuaternario

Cloruro didecil dimetil amonio )

 

ASEPCOL

 

Desinfección intermedias o terminales todo tipo superficies. 100%

 

15-20-02821-HA

 

Alcohol

(isopropanol)

 

ASEPCOL PLUS

 

Desinfección intermedias o terminales todo tipo superficies. 100%

 

16-20/40-08396-HA

 

Trialquilamina ASEP TA 35 Desinfectante. Desinfección aérea 16-20-07979-HA

 

Ácído peracético

(acido peracéitico+agua oxigenado)

 

ASEPBACT

 

Desinfectante. 15-20-07778-HA

 

Ácído peracético

(acido peracéitico+agua oxigenado)

 

ASEP 150

 

Desinfectante. Desinfección aérea 15-20-02818-HA

 

Ácído peracético

(acido peracéitico+agua oxigenado)

 

OXYPURE BIO 5 HA

 

Desinfectante 17-20/40-04340-HA

 

Hipoclorito de sodio HALONET

 

Desinfectante de superficies de todo tipo 1,53%

 

16-20-02880

16-20-02880-HA

 

Hipoclorito de sodio VIXCLOR Detergente Desinfectante 2,5% 15-20-02883-HA
Hipoclorito de sodio ASEP 100 Desinfectante 1,2% Lejia concentrada
Amonio cuaternario (Cloruro didecil dimetil

amonio)

 

AMBISEP D

 

Desinfección aérea 20%

 

13-20-06595-HA

 

 

Limpieza y desinfección de zonas de producción en la industria agroalimentaria

El proceso de limpieza y desinfección de zonas de producción debe ser el habitual de 5 fases. Para zonas comunes, se recomienda usar pulverizadores de disolución de detergente y desinfectante a la dosis recomendada: aplicar el producto sobre la superficie, esperar mínimo 5 minutos, frotar la superficie con elementos de un solo uso para asegurar el contacto del producto con toda la superficie y finalmente enjuagar,si el producto utilizado y la superficie lo requiere.

Para las tareas de limpieza, hacer uso de EPIs, adecuados (mascarilla, guantes, gafas, delantales, etc.) dependiendo del nivel de riesgo que se considere en cada situación. Desechar de forma segura tras cada uso, procediendo posteriormente al lavado de manos.

A pesar de que el tiempo de permanencia en el ambiente del virus se limita a un máximo de 3 horas, la desinfección aérea o ambiental con equipos (Profog 2B, Minifogger) y productos específicos (Ambisep D, Asep TA 35 y Asep 150), es un buen complemento, ya que las micro-gotas de desinfectante nebulizado pueden llegar a superficies difícilmente accesibles con los procesos de limpieza y desinfección habituales. Estas superficies son techos, luminarias, evaporadores, paredes altas, líneas de servicios, maquinaria, que pueden ser un reservorio de microorganismos

 

Referencias bibliográficas:

[1] European Centre for Disease Prevention and Control. Interim guidance for environmental cleaning in non-healthcare facilities exposed to SARS-CoV-2. ECDC: Stockholm; 2020.

[2] G. Kampf a,, D. Todt b, S. Pfaender b, E. Steinmann b. Persistence of coronaviruses on inanimate surfaces and their inactivation with biocidal agents. The Journal of hospital infection, 104 (2020) 246-251.

[3] Recomendaciones para establecimientos del sector alimentario con servicio directo al público. Medidas de contención de la

transmisión del COVID-19. Agencia Catalana Seguridad Alimenetaria, 19 de marzo de 2020.

[4] COVID-19: Guía de buenas prácticas para los establecimientos y trabajadores del sector turístico. Ministerio de Sanidad y Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

[5] Pautas de desinfección de superficies y espacios habitados por casos en investigación, probables o confirmados de COVID-19.

Viviendas, residencias, centros escolares, espacios de pública concurrencia (centros comerciales, supermercados, etc.) y transportes de viajeros, Dirección General de Salud Pública, CONSEJERÍA DE SANIDAD, Documento técnico Versión del 18 de marzo de 2020.

 

Más información