Aguas de Consumo Humano

Debido a la necesidad creciente del mercado de productos para el tratamiento de Aguas de Consumo Humano que aseguren el total cumplimiento de la legislación vigente, Proquimia presenta PROAQUA, la solución integral que cubre todas las necesidades y requisitos legales para el tratamiento del agua mediante una gama completa de productos y equipos, servicio, formación, asesoramiento personalizado y programas de mejora continua.

Con el objetivo de satisfacer los requerimientos del sector y contribuir a la mejora de los resultados y costes de operación de las instalaciones, proporcionando al empresario las herramientas básicas para el cumplimiento de la normativa actual, la propuesta de Proquimia incluye:

  • Suministro de toda la gama de productos, según el RD 140/2003 y la Orden SCO/3719/2005, donde se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.
  • Control y prevención de la legionelosis según R.D. 865/2003
  • Formación y suministro de kits de medición y reactivos para autocontrol.
  • Asistencia técnica ‘in situ’ especializada por nuestros Agentes Técnicos de Ventas:
    • Visita periódica para control analítico.
    • Recogida de datos de operación del proceso.
    • Revisión de los datos de operación del proceso tomados por el cliente.
    • Ajuste de los parámetros de operación.
    • Asistencia técnica en contingencias.
    • Reposición de productos químicos.
    • Aviso y consulta al técnico de equipos de tratamiento.
    • Informe de control con el registro de los resultados de los controles realizados.
    • Informe de servicio con el registro de los trabajos realizados, el diagnóstico de la situación actual y las acciones correctoras realizadas o recomendadas.
  • Mantenimiento especializado por técnicos de equipos de tratamiento físico:
    • Inspección general del sistema: estado de conservación y detección de fugas o averías.
    • Revisión de los controles realizados por nuestros Agentes Técnicos de Ventas.
    • En función de los controles de proceso:
      • Control mecánico de planta (regulación de valvulería, regulación de la conversión y verificación de ruidos y vibraciones en motobombas).
      • Control hidráulico de planta (verificación de presión y caudal en cuadros y motobombas).
      • Control eléctrico de la planta (verificación de consumos en líneas y receptores, verificación de mecanismos eléctricos y electroválvulas, verificación de protecciones y aislamientos,…).
  • Ajuste de los parámetros de operación.
  • Realización de acciones correctoras y recomendaciones.
  • Limpieza y desinfección preventiva del sistema.
  • Limpieza y desinfección extra por contingencias del sistema.
  • Asistencia técnica en contingencias.