REACH

¿QUÉ SIGNIFICA REACH?

REACH es la nueva legislación comunitaria que trata del Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de los productos químicos (CHemicals, en inglés). Esta legislación tiene como objetivo garantizar un elevado nivel de protección de la salud humana y del medio ambiente, y estimular la innovación y la competitividad de la industria química comunitaria. Afecta prácticamente a todos los participantes en la cadena de suministro de productos químicos, fabricantes o importadores de sustancias químicas o mezclas de sustancias químicas ubicados en la UE, y usuarios intermedios que utilicen productos químicos, formulen preparaciones (mezclas) o utilicen estos productos formulados (usuarios finales).

Hay unos grupos de sustancias que quedan totalmente excluidas del Reglamento tales como Sustancias radioactivas, residuos, transporte de sustancias peligrosas, etc.

Quedan exentos de registro, evaluación y autorización los productos químicos utilizados en alimentación y medicamentos que ya están cubiertos por otras leyes comunitarias. También quedan exentas de registro y evaluación las sustancias indicadas en el anexo IV y anexo V del REACH, sustancias exportadas y reimportadas en iguales condiciones, y polímeros (a excepción del monómero en función del % y de su peligrosidad). Además, quedan también exentas de registro las sustancias activas utilizadas en biocidas o fitosanitarios afectadas por la ley de biocidas.

  • ¿Cómo afecta a los fabricantes e importadores?

Las disposiciones del informe REACH afectan básicamente a aquellas empresas que fabrican o importan productos y sustancias químicas. Estas empresas deben informar sobre las propiedades de sus productos químicos, realizar valoraciones de la seguridad, así como implantar medidas de gestión de los riesgos.

  • ¿Cómo afecta a los usuarios intermedios?

Las responsabilidades principales del REACH recaen fundamentalmente sobre fabricantes e importadores de sustancias. De todas formas, los usuarios intermedios también deben llevar a cabo algunos procedimientos, fundamentalmente relacionados con tres aspectos: incluir sus usos como usos identificados, facilitar las fichas de datos de seguridad y facilitar el flujo de información a través de la cadena de suministro.

Para la identificación de los usos, PROQUIMIA, S.A. ha comunicado a sus proveedores los usos de los preparados que comercializa a fin de asegurar que se evalúen los escenarios de exposición de los usos de nuestros clientes. Para la identificación de los usos se han utilizado los usos identificados en las fichas técnicas de los productos comercializados por PROQUIMIA, S.A, y las tablas con los mapas de usos (“use mapping tables”) proporcionadas por A.I.S.E (International Association for Soaps, Detergents and Maintenance Products), nuestra asociación europea. Estas tablas proporcionan las listas de usos de los productos del ámbito de A.I.S.E. descritos de forma estandarizada según el Sistema de Descriptores de Uso desarrollado por la Agencia Europea de Sustancias y preparados Químicos (ECHA). A través de la página Web de A.I.S.E. se puede acceder a las mencionadas tablas de usos: http://www.aise.eu/reach/. Dichas tablas contemplan los usos de los productos de uso doméstico, industrial e institucional, así como la fabricación de los productos de limpieza y mantenimiento.

  • Procedimientos del reglamento

La aplicación del reglamento se basa en varios procedimientos dependiendo de la peligrosidad de la sustancia y del volumen de fabricación, importación o uso. Estos procedimientos son registro, evaluación, autorización y restricción.

El reglamento preveía una fase previa de preregistro para las sustancias denominadas en fase transitoria. Este trámite finalizó el 30 de noviembre de 2008. Las sustancias preregistradas disponen de más tiempo para presentar la solicitud de registro en función del volumen y de su potencial peligrosidad.

Registro: Deberán registrarse todas las sustancias químicas que se produzcan o importan en cantidades superiores a 1 tonelada/año, aportando información relativa a: identidad de la sustancia, propiedades físico-químicas y toxicológicas, usos, volúmenes previstos y propuesta de clasificación y etiquetado.

La primera fase de registro para sustancias fabricadas o importadas en volúmenes superiores a 1000 toneladas/año, las clasificadas como cancerígenas, mutagénicas o tóxicas para la reproducción (CMR) en volúmenes superiores a 1 tonelada/año, y las clasificadas como muy tóxicas para los organismos acuáticos y que pueden causar efectos adversos y persistentes en el medio acuático (frase R50/53) en volúmenes superiores a 100 toneladas/año finalizó el 30 de noviembre de 2010.

Los próximos plazos de registro serán el 31 de mayo de 2013 para las sustancias con volúmenes entre 100 y 1000 toneladas/año, y el 31 de mayo de 2018 para las sustancias con volúmenes entre 1 y 100 toneladas/año.

La Agencia asigna un número para cada solicitud de registro. Los solicitantes de registro están obligados a compartir la información (consorcios o foros de intercambio de información) y datos sobre ensayos, propiedades de las sustancias, etc.

La solicitud de registro debe incluir un expediente técnico y un informe de seguridad químico ISQ (para sustancias fabricadas o importadas en volúmenes superiores de 10 toneladas/año). El ISQ debe incluir los usos identificados de cada sustancia y las medidas de gestión/control del riesgo para cada uso.

Evaluación: La Agencia Europea ECHA lleva a cabo la evaluación de los dosieres de registro. La evaluación implica la comprobación de la calidad de determinadas partes de los dosieres de registro y la revisión de las propuestas de ensayos. La Agencia determina si son suficientes y si se debe modificar algún ensayo, y lo comunica al solicitante.

Autorización: Las sustancias que presentan un riesgo elevado para la salud o el medio ambiente necesitan una autorización para ser utilizadas y comercializadas. Las sustancias que requieren autorización se incluyen en el anexo XIV del reglamento. La sustancias afectadas por este procedimiento son las cancerígenas 1 y 2, mutagénicas 1 y 2, tóxicas para la reproducción 1 y 2, PBT (persistentes, bioacumulables y tóxicas), MPMB (muy persistentes y muy bioacumulables), etc.

Este proceso consta de dos etapas. Primero la comisión crea una lista de sustancias candidatas, y segundo los que comercializan una de las sustancias candidatas solicitan una autorización para cada uso en concreto incluyendo el análisis de los posibles sustitutos.

Una autorización deberá garantizar que el uso de la sustancia sea seguro y el riesgo esté controlado.

Los usuarios intermedios deberán notificar a la Agencia que están utilizando una sustancia autorizada.

Puede consultarse el listado de candidatas en la web:

http://echa.europa.eu/chem_data/authorisation_process/candidate_list_table_en.asp

Restricción: Este procedimiento se utiliza para controlar el uso de determinadas sustancias que pueden presentar un riesgo para la salud o el medio ambiente. Ello implica que se prohíben ciertos usos para algunas sustancias.

Estas restricciones se recogen en el anexo XVII del reglamento.

La aplicación incorrecta del REACH en la empresa, puede conllevar la suspensión de toda la actividad relacionada con la sustancia, la exclusión de dicha sustancia del mercado o la aplicación de medidas legales, hasta que la sustancia sea registrada. Para ello es necesario que la empresa realice un diagnóstico profundo de situación frente al REACH analizando la afectación de cada sustancia que fabrique (incluso las sustancias intermedias del proceso), importe o utilice.

Aunque afrontar el REACH sea un desafío para los productores, importadores, distribuidores, formuladores y empresas de todos los sectores de la industria química, su correcta gestión, puede suponer una gran oportunidad de desarrollo de negocio y sostenibilidad frente a los competidores.

Desde el año 2008 en PROQUIMIA hemos ido avanzando preparándonos y formándonos para la implantación del REACH dentro de nuestra empresa, y hemos desarrollado un plan interno a fin de cumplir con los plazos establecidos por el Reglamento.

PROQUIMIA está trabajando para que se vayan registrando todas las sustancias utilizadas en nuestras formulaciones y que estén incluidas en el ámbito del REACH, así como que se identifiquen todos los usos de nuestros clientes.

  • Links de interés:

Legislación: Reglamento (CE) Nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al REACH > http://echa.europa.eu/legislation/reach_legislation_en.asp

Industria y empresa > http://ec.europa.eu/enterprise/sectors/chemicals/reach/index_en.htm

Info-Reach > http://inforeach.gencat.cat/

Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos ECHA > http://echa.europa.eu/

Portal de Información REACH-CLP- Ministerio Medio Ambiente y Medio Rural y Marino > http://www.portalreach.info/

Comisión Europea-Medio Ambiente > http://ec.europa.eu/environment/chemicals/reach/reach_intro.htm

Calendario Aplicación Reach > http://inforeach.gencat.cat/pdf/guia_5_cast.pdf

Si tiene alguna duda y/o consulta, puede ponerse en contacto con nosotros a través de regulatory@proquimia.com